La Educación Cristiana: Todavía Esquizofrénica.

Por Gary North


Septiembre 21, 2002


Querido suscriptor:


A inicios de esta semana visité la tienda de libros de la Universidad de Stanford. Es magnífica. Es enorme – en la escala de una tienda grande de Barnes & Noble. Los estudiantes pueden seleccionar entre decenas de miles de títulos académicos.


Visite la tienda de libros de cualquier colegio, universidad o instituto técnico Cristiano. Habrá allí un estante de novelas DEJADOS ATRÁS, media docena de biografías de Billy Graham, y ejemplos variados de baratijas para Cristo. No hay nada que señale con más claridad la naturaleza sobre valorada y sobre estimada de la educación superior Cristiana que una visita a la tienda de libros de una universidad Cristiana. Los padres Cristianos, estando ellos mismos pobremente educados, no se dan cuenta de esto.


En Stanford los estudiantes leen libros serios, montones de ellos. En la Universidad Bíblica Bautista del Valle del Aburrimiento los estudiantes no lo hacen.


Pero esa no es toda la historia. En el piso bajo de la tienda de libros de Stanford se encuentra la sección de libros de texto. Es pequeña y los libros son mediocres, si no es que en realidad son propaganda de tercera clase, lo cual es el caso que a menudo se da en las ciencias sociales. Los profesores de Stanford están asignando lecturas exageradamente alabadas e Izquierdistas que no se hallan a la altura de los estándares académicos de los libros del piso de arriba.


El problema es que los libros de texto probablemente son los mismos que se encuentran en la tienda de libros del campus en el Valle del Aburrimiento. De cualquier forma, los libros de texto en el Valle del Aburrimiento son exactamente igual de liberales, aunque quizás retocados con ignorancia. No existe una casa publicadora que publique libros de texto para Universidades Cristianas. Incluso si la hubiera, usted no sería capaz de notar mucha diferencia entre sus libros de texto y los libros humanistas estándares.


Mientras más alto suba usted en la educación Cristiana, más cara se vuelve, y es menos la diferencia que hay entre los secularistas y los Cristianos. Los padres Cristianos desembolsan unos U$ 15,000 dólares (después de haber pagado impuestos) al año durante cuatro años a minúsculas Universidades Cristianas con pobres librerías, para que a sus hijos se les asignen libros de texto seculares sin ningún comentario negativo en el aula de clases. Estos libros de texto seculares se enseñan en forma literal por parte de las universidades humanistas – Ph.Ds certificados quienes todavía creen el 90% de lo que se les enseñó en la escuela de graduados – o, con más exactitud, 90% de lo que recuerdan que se les enseñó, lo cual no es mucho.


Ahora bajemos un nivel.


LA PRUEBA DE LA CRONOLOGÍA


He aquí mi desafío. Seleccione cualquier libro de texto de una secundaria Cristiana. Vaya al capítulo sobre Egipto, o quizás el capítulo sobre la Media Luna Fértil: Babilonia, etc. Vea con qué fecha comienza. Le ofrezco un reto: ¿hay alguna fecha anterior al 2300 A.C.? Claro que la hay. Esta es una señal de advertencia del problema del que estamos hablando.


Ahora consiga su Biblia. Hagamos un poco de trabajo de pico y pala. Comience con I Reyes 6:1.


En el año cuatrocientos ochenta después que los hijos de Israel salieron de Egipto, el cuarto año del reinado de Salomón sobre Israel, en el mes de Zif, que es el mes segundo, comenzó él a edificar la casa de Jehová.


¿Cuándo comenzó Salomón a edificar el templo? Alrededor del 950 A.C., quite o ponga una década. Así que, añada 480 años a 950. Usted obtiene 1430. Esa fue la fecha del Éxodo, quite o ponga una década.


Luego, considere Gálatas 3:16-18.


Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su descendencia. No dice: «Y a los descendientes», como si hablara de muchos, sino como de uno: «Y a tu descendencia», la cual es Cristo. Esto, pues, digo: El pacto previamente ratificado por Dios en Cristo no puede ser anulado por la Ley, la cual vino cuatrocientos treinta años después; eso habría invalidado la promesa, porque si la herencia es por la Ley, ya no es por la promesa; pero Dios se la concedió a Abraham mediante la promesa.


La ley fue dada en el año del Éxodo. ¿Cuándo fue establecido el pacto de la promesa? Esto probablemente se refiere a la promesa de Dios a Abram justo antes que Abram entrara a Canaán (Gén. 12:1). Así que añada 430 a 1430. Obtenemos el año 1860 A.C.


¿Cuándo entró Abram a Canaán? Poco después de la muerte de Taré, quien murió a la edad de 205 años (Gén. 11:32). Así que, para determinar cuándo nació Taré añada 205 a 1860. Obtenemos 2065 A.C.


Sume las cronologías de Génesis 11:10-24. Estas cronologías son exactas. No hay lagunas. Desde el nacimiento del hijo de Sem, Arfaxad, dos años después que comenzara el diluvio, hasta el nacimiento de Taré hubieron 222 años. Añada 222 años a la fecha de nacimiento de Taré: 2065 + 222 = 2287. Ese fue el año del diluvio de Noé, asumiendo que Salomón comenzó la construcción del templo en el 950 A.C.


Esto significa que no queda disponible ningún artefacto social que haya sido creado antes del 2300 A.C. aproximadamente, a menos que el artículo de alguna manera haya sobrevivido al diluvio, lo cual es altamente dudoso.


Si la Biblia es verdadera, entonces todas las fechas para cualquier dinastía o eventos que son más antiguos que el 2250 A.C. son falsificaciones.


Vea cualquier texto de historia antigua escrito para escuelas Cristianas. Vea si encuentra usted una referencia a esta cronología del diluvio de Noé. Luego vea si hay una discusión de sus implicaciones para nuestro entendimiento de la historia antigua. Vea si hay una cronología modificada para contrarrestar la cronología estándar del libro de texto humanista.


¿Cuántos padres Cristianos aplican alguna vez la prueba de la cronología para ver cuán bíblicamente consistente es el libro de texto de historia antigua de sus hijos? No muchos. Quizás ninguno, sospecho. A ellos nunca se les ocurre esto. Esto incluye, tristemente, a los escritores de libros de texto, quienes usan libros de texto estándares para escribir sus versiones plagiadas para el mercado escolar Cristiano. Esto es educación bautizada. Es el único ejemplo de bautismo donde los Bautistas que escribieron los materiales curriculares usan el rociamiento en lugar de la inmersión.


ESTUDIOS SOSPECHOSOS PARA JESÚS


Los promotores Cristianos de algo que ellos llaman educación clásica Cristiana han ofrecido lo que ellos afirman ser una forma pura de educación clásica. Por supuesto no lo es. Es una versión blanqueada. Es tan falsa como un billete de tres dólares – en más maneras que una sola.


Cualquier madre que decida adoptar la educación Cristiana clásica para sus hijos debería leer primero el libro de Robert Flaceliere EL AMOR EN LA ANTIGUA GRECIA (New York: Crown, 1962). El capítulo 3 se titula “La Homosexualidad.” Aquí leemos:


Sin embargo, muchos Griegos no se sentían para nada avergonzados en admitir que la homosexualidad era tenida en más honor entre ellos que en cualquier otra parte del mundo (p. 63).


Las madres poco educadas, desesperadas por darles a sus hijos la educación que, por la gracia de Dios, ellas nunca recibieron, se precipitan para adoptar los programas de educación clásica, retocados como el cabello cepillado, que adoctrinan a sus hijos en las maravillas de una sociedad edificada totalmente sobre las guerras constantes (“La Ilíada”) y la homosexualidad. No solo es que sus hijos nunca son expuestos a la historia de la guerra religiosa y filosófica entre Atenas y Jerusalén, sino que se les enseña a amar Atenas. Se les da una educación humanista del siglo diecinueve, adornada de ignorancia, en el nombre de Cristo.


Nadie en el negocio del currículo Cristiano les dice la verdad a las madres. A las madres se les da lo que debería llamarse “estudios sospechosos (raros) para Jesús,” pero este no es el mejor slogan publicitario para venderles a las madres los beneficios de un currículo Cristiano clásico. Los promotores le endosan a estos estudios extraños el mote de Cristiano y las madres ingenuas y confiadas lo compran.


Pregunto: ¿Cómo puede un currículo de cosmovisión Cristiana ser enseñado sobre la base de un respeto reverencial por una sociedad pagana edificada sobre la homosexualidad? Si en realidad no hay neutralidad, como a los educadores en cosmovisión Cristiana les gusta decir (pero realmente no lo creen o no lo entienden), entonces ¿Por qué el pensamiento Griego clásico y su cultura eran tan fenomenales? Si los Griegos clásicos son dignos de estudio por causa propia, entonces ¿por qué los estudios “raros” no son también dignos de estudiar? Es la misma disciplina académica.


El nivel de confusión en la educación Cristiana se iguala solamente por el nivel de engaño rotundo. Desde la Grecia clásica hasta la pintura falsa de George Washington orando sobre una rodilla en la nieve en el Valle Forge, los estudiantes Cristianos son las víctimas de un engaño que ha durado mucho tiempo. (El evento del Valle Forge nunca ocurrió. Es puro mito-historia para Cristianos.)


Las cosas están mejor de lo que estaban en 1961 cuando se publicó LA ESQUIZOFRENIA INTELECTUAL de Rushdoony. Mientras hoy la mayoría de profesores de seminario están tan comprometidos con la educación neutral, la acreditación por parte de humanistas paganos, y los beneficios de que los Cristianos permanezcan en las escuelas públicas como sus predecesores lo estaban en 1961, millones de laicos han comenzado a caer en la cuenta. Epistemológicamente estos laicos están bastante adelantados de los académicos que ostentan Ph.Ds en togas clericales. Las madres que educan a sus hijos en el hogar (homeschool) han comenzado a comprender de qué se trata la guerra intelectual. No habían hogares Cristianos educando a sus hijos de esta manera en 1961. La Escuela Cristiana Fairfax de los Thoburns había estado abierta solo por un año en 1961. Hoy, los padres están retirando a sus hijos de las escuelas públicas por millones.


Estos padres son bien intencionados, pero los escritores de currículos Cristianos se mantienen regresando a Grecia, como un perro a su vómito. Simplemente no se pueden mantener alejados. Como mariposas nocturnas atraídas a la llama, así son los escritores de currículos Cristianos atraídos a Grecia y Roma. “Solo tienes que darles a tus hijos un poco de cultura. No los dejes crecer como tú lo hiciste, un esclavo de la cosmovisión estrecha de la Biblia. ¡Consigue alto de cultura!” Este tono de ventas ha estado vendiendo estudios Griegos “raros” clásicos a los padres Cristianos por casi 1,800 años. Se mantienen creyendo en este tono de ventas porque no han leído las fuentes primarias de la civilización clásica. A finales del siglo diecinueve, aquellos educadores humanistas que tradujeron los clásicos dejaron los pasajes sobre la perversión sexual en los idiomas originales. ¡No hay necesidad de agitar las percepciones de las masas! Tampoco hay necesidad de hacer que las traducciones sean suprimidas por la censura, lo cual hubiera ocurrido. Así de groseros eran los Griegos.


Lo que necesitamos es un currículo Cristiano anti-clásico. Pero los padres Cristianos han sido seducidos por los vendedores ambulantes de la cultura clásica retocada con cepillo. “¡Mi muchacho necesita algo de cultura!” La necesita, sí, pero no esa cultura. Sin embargo, el ciego continua guiando al ciego hacia la zanja académica.


CONCLUSIÓN


Hemos recorrido un largo camino en los últimos 40 años. Cuando digo “hemos,” me refiero a los Reconstruccionistas Cristianos, que hemos roto con la alianza pietista-humanista, y a los padres que educan a sus hijos en sus hogares, quienes han roto con las escuelas públicas. Pero los materiales curriculares del homeschool todavía están impulsando la alianza pietista-humanista: el Iluminismo derechista bautizado con una capa de historia falsificada, e.g., George Washington orando en la nieve.


En cuando a la verdad respecto de las opiniones religiosas de Washington, lea el libro de Paul F. Boller, Jr., GEORGE WASHINGTON Y LA RELIGIÓN (Dallas, Texas: Southern Methodist University Press, 1963). Él era un gran maestro masón (Logia Alejandría 22) quien rehusaba tomar la Cena del Señor. Esto no es lo que usted va a encontrar en los mitos-historia de los libros de texto del movimiento de escuelas Cristianas.


No debiésemos esperar que a nuestros hijos se les diga la verdad por parte de maestros de universidades cuyo ingreso se basa en el gran engaño, a saber, que lo que se enseñó en las escuelas de graduados que les certificó es en alguna manera consistente con el Cristianismo. La acreditación académica garantiza las soluciones de término medio. Todas las universidades Cristianas son acreditadas por paganos, que saben exactamente lo que están haciendo.


Tampoco debiésemos esperar que los defensores de la alianza pietista-humanista abandonen su cosmovisión, aún cuando oficialmente proclamen que no hay neutralidad. El fundamento de la alianza pietista-humanista es la aceptación Cristiana de la neutralidad. Los escritores de currículos para el homeschool todavía están sufriendo de lo que Rushdoony llamó esquizofrenia intelectual allá en 1961.


Se requiere tiempo para revertir 1,800 años de soluciones de término medio. Esta es la razón por la cual los escritores de currículos Cristianos deben comenzar con la apologética de Cornelius Van Til, porque fue Van Til quien hizo primero una ruptura y dio un claro manotazo a los 1,800 años de decisiones intermedias con el pensamiento Griego clásico. El libro de Greg Bahnsen, LA APOLOGÉTICA DE VAN TIL: LECTURAS & ANÁLISIS (P&R, 1998) es el punto de partida.


He escrito un currículo para octavo grado: historia, Biblia, Inglés. Comienza con la creación. Quizás escriba el currículo de toda la secundaria algún día. Esa es mi meta. Pero si no lo logro, con una década más para escribir mi comentario económico de la Biblia, más una versión Cristiana de LA RIQUEZA DE LAS NACIONES, alguien más debería hacerlo.


Estoy seguro que habrá una buena cantidad de dinero ofrecida por alguna fundación Cristiana con recursos a un equipo de escritores de currículo para producir un currículo anti-clásico. Estoy tan seguro de esto como lo estoy de que este equipo de escritores ya está listo y esperando para aceptar la oferta.


Sinceramente,


Gary North