LA TRAMPA PARA LOS NIÑOS

Principios Bíblicos para la Educación, por Robert Thoburn

Introducción del Editor

por Gary North

Reunido con un grupo de Cristianos en Austin [Texas] el 19 de Mayo de 1986, [el fiscal general James] Mattox reveló sus verdaderos colores cuando preguntó, "¿Es verdad que el Estado de Texas es el dueño de nuestros hijos?". Mattox respondió, "Sí, es verdad... y no solamente nuestros hijos, sino también a Uds.".1 [Texans Against Compromise in Education (Julio 18, 1986)].

Difícil de creer, ¿verdad? Sin embargo esta es una opinión bastante antigua en los EUA. John Swett trabajó como Superintendente de la Instrucción Pública de California de 1863 a 1868. En 1864 publicó el Primer Reporte Bienal de su labor. Allí citó favorablemente varias decisiones judiciales de los estados del este. Entre éstas se encontraba la siguiente:

Los Padres no deben presentar correctivos hacia los maestros - Como un asunto general, las únicas personas que tienen derecho legal para dar órdenes a los maestros son sus empleadores - es decir, el Comité en algunos Estados, y en otros la Junta de Directores. Si su conducta es aprobada por sus empleadores, los padres no tienen derecho a corregir al maestro o los maestros... 2 [Citado por R. J. Rushdoony en El Carácter Mesiánico de la Educación Americana, Nutley, New Jersey: Craig Press, 1963, p. 81].

"El 28 de Marzo de 1874 la Legislatura de California declaró que era una ofensa penal para los padres enviar a sus hijos a escuelas privadas sin el consentimiento del Comité Estatal Local de la Escuela". 3 [Idem.]

¿Cómo fue que los padres Cristianos se permitieron a sí mismos ser convencidos de apoyar el movimiento de las escuelas públicas? ¿Por qué aún continúan apoyándola financiera y verbalmente? ¿Por qué no se han levantado por una reivindicación política contra cualquiera que proponga imponer impuestos sobre los gastos de educación, o el monopolio de las escuelas públicas, o estándares impuestos por el Estado sobre las escuelas Cristianas? Ofrezco tres respuestas. Primero, porque han creído una mentira, que el Estado es responsable por educar a sus hijos. Segundo, porque están buscando tontamente obligar a otra gente que pague por la educación de los niños Cristianos. Tercero, porque han creído la mentira número uno de Satanás, el mito de la neutralidad.

Construyendo la Jaula

Esta es la historia de un cazador que año tras año se mantuvo trayendo al mercado grandes cantidades de jabalíes salvajes. Nadie podía imaginarse cómo lo lograba. Nunca contó su secreto. Finalmente, en su lecho de muerte algunos de sus amigos le preguntaron cómo lo había logrado.

"Bueno, requirió mucha planificación. Primero, coloqué grandes comederos. Los jabalíes más viejos se rehúsan a acercarse al principio, pero los más jóvenes vienen olfateando todo a su alrededor, y eventualmente comienzan a comer. Les dejo hacer esto por casi un mes. Aún los más viejos comienzan a unirse a los más jóvenes en el comedero. Entonces construyo una cerca detrás del comedero. Al principio esto les asusta, pero hallan más fácil comer aquí que buscarse ellos mismos su propia comida, así que regresan. Entonces construyo una segunda cerca formando un ángulo de 90º con la primera cerca. Les toma un tiempo acostumbrarse a esa nueva parte de la cerca, pero eventualmente lo hacen. Luego viene el tercer lado y luego la cerca posterior. Hay una gran puerta en esa porción final de la cerca y siempre está abierta de par en par. Es una puerta que contiene bisagras. Los jabalíes se mantienen llegando. Después de todo es comida gratis para todos. Cuando suficientes de ellos entran por su comida gratis, simplemente cierro la puerta. El resto es fácil".

Esta es precisamente la estrategia usada por los humanistas que odian a Dios en contra de los Cristianos. La comida gratis es llamada "educación gratuita". Pero los humanistas son aún más astutos que aquel cazador. Hacen que los jabalíes adultos Cristianos paguen por la cerca y por la comida sucia que se encuentra en el comedero. Este sistema es conocido como taxación o política de impuestos. Los jabalíes que son cortos de vista pagan por la matanza de su generación más joven. Los jabalíes aman su comida sucia gratuita, aún cuando en realidad no es gratis. Adviérteles que la comida sucia en el comedero es una trampa para sus pequeñuelos y oirás un montón de chillidos airados. Te harás un montón de enemigos.

Roberth Thoburn se hará un montón de enemigos con este libro.

El Mito de la Neutralidad

¿Cuál ha sido la mentira más exitosa en la historia del Cristianismo? No puede haber duda: el mito de la neutralidad. Este mito ha impedido a los Cristianos por dos mil años desarrollar de manera explícita y exclusiva soluciones Bíblicas para sus problemas. Han retornado, generación tras generación, a Grecia, Roma, a la filosofía moderna y sus instituciones, sobre la idea de que Dios y Satanás, el bien y el mal, Cristianos y No-Cristianos comparten ciertas creencias fundamentales, o por lo menos comparten ciertas perspectivas comunes acerca del mundo que se encuentra alrededor de ellos. Pero esto no es así. Cada hecho es un hecho interpretado. Satanás interpreta el mundo a su manera, mientras Dios lo interpreta de otra manera. Satán mira este mundo como legalmente suyo, no como perteneciendo a Dios; Dios lo mira como legalmente suyo, no de Satanás. No puede haber reconciliación entre estas dos perspectivas. Cualquier intento por reconciliarlos necesariamente señala hacia la visión de Satanás: que Dios no tiene el derecho de decirnos cómo interpretar Su mundo.

No hay neutralidad. Puede haber indiferencia. A una persona puede no importarle qué equipo atlético gane una competencia, pero no puede ser neutral acerca de cuál Creación ha hecho posible el juego. La neutralidad es el mito más exitoso del diablo. Lo usó con Eva. La persuadió para que se volviera una experimentadora neutral. Ella podría probar la palabra de Dios, ver si en verdad o no moriría el día en que comiera del fruto. "Es solamente un experimento científico neutral", fue lo que quiso implicar. "¿Qué tienes que perder?" La respuesta: todo.

Toda esta charla acerca de educación neutral es un total absurdo. Ud. no puede enseñar sin conceptos últimos acerca de lo verdadero y lo falso. Etiquete una idea como falsa - la evolución del universo a partir de materia sin orden que explotó en un "big bang" hace 15 billones de años - y has atacado las convicciones religiosas más profundas de algunos pagadores de impuestos. Etiquete otra idea como verdad - la evolución de la raza humana a partir de animales inferiores, por ejemplo - y has atacado las profundas perspectivas religiosas de otro grupo de pagadores de impuestos. Estás usando su dinero para adoctrinar a sus hijos con ideas que él mismo menosprecia. Sin excepción, las mayores víctimas hoy son los Cristianos conservadores cuyos hijos se encuentran bajo el ataque religioso deliberado e intelectual de escuelas financiadas por los pagadores de impuestos. (eufemísticamente los llamamos contribuyentes. DHT).

Esto ha estado ocurriendo a expensas de los pagadores de impuestos Cristianos por alrededor de un siglo, casi sin ninguna protesta por parte de las víctimas, ciertamente no desde las infames pláticas de 1925 conocidas como "monkey trial" en Dayton, Tennessee hasta mediados de los 1960's cuando el movimiento de escuelas Cristianas (no parroquiales) comenzó a revivir.

¿Por qué los Cristianos han seguido adelante con este juego con la Fe? Tres razones. Primero y más importante, porque ya habían comprado el mito de la educación socialista, es decir, de que es la responsabilidad moral y financiera del estado educar a los niños, no la responsabilidad moral y financiera de los padres.

Segundo, los Cristianos quieren su religión, pero la quieren barata. Rehúsan diezmar a la Iglesia, así que terminan diezmando (y pagando mucho más que el 10 por ciento) al estado. ¡Ellos han diezmado sus hijos al estado! "¡Educación gratuita!" "¡Educación gratuita!" Los jabalíes han enviado a sus pequeños al matadero por casi un siglo.

Tercero, los Cristianos han estado temerosos de negar el mito de la neutralidad en los campos de la política y la ley civil. Han temido ser etiquetados de "teócratas" por sus enemigos que odian a Dios, así que han comprado la enseñanza central con respecto a la neutralidad. La enseñanza central es la enseñanza humanista. La compraron primero con respecto a la ley civil, así que fue un paso muy sencillo para los humanistas vendérselos también en el campo de la educación.

La Ley Civil

Toda ley es religiosa. Cada ley le dice a cierta gente que no se les permite hacer ciertas cosas, o de que deben hacer ciertas cosas. Toda ley se basa en una idea de lo que es bueno vs. lo que es malo. Lo bueno y lo malo son, por lo tanto, conceptos morales y toda moralidad es religiosa. Pero el mito de la así llamada ley natural - ley común, moralidad común - ha hecho su obra en el campo de la ley civil. Los Cristianos no vuelven su mirada hacia la revelación de Dios en la Biblia para que ella les diga qué clase de leyes son legítimas y cuáles no lo son. Así que los Cristianos han entregado la ley y la política a sus rivales, quienes también operan en términos de una religión - la religión del humanismo, la cual es defendida en todas partes en términos del mito de la neutralidad.

¿Existe neutralidad entre el cielo y el infierno? ¿Aquellos que están en el infierno tendrán un voto acerca de lo que ocurre en el cielo? ¿Le dará Dios "igual tiempo a Satanás" a lo largo de la eternidad? ¿Se les debe pedir a los Cristianos que permitan a los ateístas tener igual tiempo en el púlpito cada Domingo? Si los Cristianos no quieren que el problema de "igual tiempo para Satanás" se levante, deben comenzar a limitar al estado. Deben comenzar a votar para limitar dos cosas: la cantidad de dinero que el estado puede demandar en impuestos y la cantidad de dinero que puede gastar en proyectos aprobados por el estado mismo.

Todo en esta tierra es una batalla entre los principios de la Biblia y los principios anti-Bíblicos. Una guerra se encuentra en progreso. Pero los Cristianos han rehusado encarar este hecho por casi un siglo en el campo de la educación. Requeriría dejar de recibir comida humanista "gratis" en el comedero.

En ningún otro lugar esta guerra se encuentra claramente en progreso que en la batalla por las mentes de los hombres. Y el mayor campo de batalla es el campo de la educación financiada por los pagadores de impuestos. Los hombres están batallando por obtener la lealtad y la obediencia de la siguiente generación. Y por cien años los Cristianos han estado perdiendo la batalla. ¿Por qué? Porque han decidido ceder a sus rivales al punto fundamental: el mito de la neutralidad. Han aceptado como moralmente válido - en realidad, moralmente preferible - la escuela obligatoria pagada con impuestos. Desde los 1840's en los EUA esta institución ha sido el premio perseguido por los secuestradores humanistas, odiadores de Dios, comenzando con Horace Mann de Massachusetts quien usó el sistema maléfico escolar de la apóstata Prusia - un sistema que odiaba a Dios y deificaba al hombre - como su modelo para las escuelas públicas.

Los Cristianos quieren su educación, pero la quieren barata. Así que les ha costado casi todo, igual que le costó a Eva .

Reformando las Escuelas Públicas

No todo está perdido, nos dicen la mayoría de los Cristianos. "Podemos y debemos reformar las escuelas públicas!" (¿Acaso hemos visto otra cosa que no sea la decadencia moral y académica desde 1840?). "Podemos y debemos hacerlas seguras nuevamente" (Maestros son asaltados; 70% de los estudiantes han experimentado con drogas antes de su graduación; la organización Paternidad Planeada es permitida en muchos recintos universitarios enseñando el aborto como una alternativa legítima). "Podemos forzarlos a enseñar creacionismo" (¿Algún distrito escolar en los EUA lo enseña?). "La perspectiva creacionista de las escuelas públicas no mencionará al Creador, claro; eso sería ilegal, una violación del mito de la neutralidad" (¿Creacionismo sin un Creador?). "Pero podemos enseñar una perspectiva creacionista con cero-Dios". Y luego se les pide a los Cristianos que contribuyan con cientos de miles de dólares - dinero que podría estar edificando escuelas Cristianas - en honorarios para abogados que peleen los casos por esta "ciencia de la Creación", ninguno de los cuales ha sido jamás ganado, y es probable que ninguno de ellos sea nunca ganado.

¿Y qué tal acerca de esta otra? "¡Devolvamos la oración a las escuelas!" La oración no puede mencionar a Jesús, claro. Eso violaría el mito de la neutralidad, y todos nosotros creemos en la separación de la Iglesia (cuyo Dios es decididamente anti-neutral) y el estado. Pero la oración puede por lo menos mencionar la palabra "Dios". Solamente que no se puede. Ningún distrito escolar en la nación legalmente puede permitir tal oración. Sólo es permitida la oración silenciosa. Hasta aquí la libertad religiosa. Lo que el Congreso de los EUA tiene cada mañana - una oración por un pagador de impuesto, un capellán asalariado - es lo que no se les permite tener a los niños.

Los Argumentos para "permanecer en el sistema"

Ud. ha escuchado montones de argumentos por parte de Cristianos que envían sus hijos a las escuelas públicas, y para dirigir estas escuelas a partir de una base moral y Bíblica. Déjeme citar algunas pocas de la lista:

1.        Necesitamos regular las escuelas públicas.

2.        Necesitamos inspeccionarlas por motivos de salud pública.

3.        Necesitamos hacerlas seguras y libres de violencia.

4.        Necesitamos solicitar que se haga una oración al inicio de clases. (¿Ilegal?)

5.        Bueno, necesitamos que se permita la oración voluntaria al inicio de clases. (¿Ilegal?)

6.        Bueno, entonces, a cada estudiante se le debiera permitir ofrecer una oración silenciosa antes del inicio de clases. Después de todo, ¡ésta es una nación Cristiana!

7.        Los niños Cristianos necesitan asistir. Necesitan ser expuestos de manera temprana al mundo real; no debieran ser mantenidos en "invernaderos" religiosos.

Déjame intentar una analogía contigo. Los lectores de este artículo somos adultos. Sustituya la palabra "prostíbulo" en lugar de "escuelas públicas". Ahora, escuchemos estos mismos argumentos familiares en favor de volver las escuelas públicas decentes para los Cristianos:

1.        Necesitamos regular los prostíbulos.

2.        Necesitamos inspeccionarlos por motivos de salud pública.

3.        Necesitamos hacerlos seguros y libres de violencia.

4.        Necesitamos solicitar que se haga una oración cuando abran el negocio. (¿Ilegal?)

5.        Bueno, necesitamos que se permita la oración voluntaria cuando abran el negocio. (¿Ilegal?)

6.        Bueno, entonces, a cada cliente se le debiera permitir ofrecer una oración silenciosa antes de que se ocupe de sus negocios. ¡Después de todo esta es una nación Cristiana!

7.        Los niños Cristianos necesitan ser expuestos de manera temprana al mundo real; no debieran ser encerrados en "invernaderos" religiosos. ("Cathouses, not hothouses!").

Absurdas, ¿verdad? Pero si el mito de la neutralidad es falso, entonces igualmente absurdos son los llamados a "recapturar nuestras escuelas públicas". En primer lugar nunca fueron "nuestras". Ellas inherentemente violan los principios Bíblicos: es la familia la que tiene la responsabilidad moral y financiera de educar a sus niños, no el estado.

Pero, ¿es la escuela pública lo mismo que un prostíbulo? ¡Se le aproxima bastante! Dios llama el adorar a falsos dioses "fornicar con dioses falsos". La falsa adoración es prostitución, y la prostitución es adorar dioses falsos. Las dos son presentadas como iguales en la Biblia. El libro de Oseas está edificado alrededor de este tema.

¿Qué es un sistema escolar que enseña la evolución de la raza humana a partir de un montón de limo sin significado sino prostitución? ¿Qué es un sistema escolar que hace ilegal enseñar la ley de Dios como el único estándar moral válido para la humanidad, sino prostitución? ¿Qué es un sistema escolar que la Corte Suprema de los EUA dice que ni aún se le permite colocar los Diez Mandamientos en una pared del salón de clases, sino prostitución? ¿Qué es un sistema escolar que enseña que la Biblia no es un libro inspirado por Dios, si acaso la mejor "literatura" - pero no mejor que las obras de Shakespeare, las novelas de Hemingway o, siguiendo el argumento, las novelas del Marqués de Sade? Todo es relativo después de todo dice el mito de la neutralidad.

Está bien, estoy exagerando. Lo admito. Los prostíbulos en realidad no son como las escuelas públicas. Hay una diferencia fundamental entre los prostíbulos y las escuelas públicas: los prostíbulos no son pagados con dinero de los impuestos. Tampoco son obligatorios. No tenemos elecciones para elegir al Superintendente Estatal de los Prostíbulos Públicos.

Pero, algunos padres Cristianos que rehuyen el ser auténticos tutores podrían protestar: nuestros niños no necesariamente creen todo lo que sus maestros en la escuela pública les dicen por doce años (o dieciséis, o veinte), ocho horas al día, cinco días a la semana, ocho meses al año, más las tareas escolares. No, nuestros niños creerán lo que nosotros les digamos (después de que gasten tres horas al día viendo televisión), y lo que aprendan en la iglesia los domingos. Este es el equivalente de argumentar que es seguro enviar a tus hijos a un prostíbulo por doce años para aprender apreciación musical junto al piano del que ameniza las fiestas. (¡Después de todo, él es un "profesor"!) ¿Vamos a creer que la atmósfera moral y las tentaciones morales no cuentan para nada? ¡Claro que cuentan! Entonces, ¿cómo puede cualquier Cristiano creer que el ambiente de la escuela pública no cuenta para nada?

Ellos no lo creen; solamente dicen que lo creen. Simplemente son muy flojos delante de Dios para sacar a sus hijos del sistema. Prefieren enviar a sus hijos diariamente a un sistema de educación diseñado en lo profundo del infierno antes que sacrificar su viaje de vacaciones en el verano o verse forzados a mudarse a una casa más pequeña. Prefieren hablar incesantemente de "limpiar las escuelas públicas algún día", mientras se sientan quietamente, haciendo nada excepto pagando cada vez más altos impuestos sobre la propiedad, y lamentándose de cuán tremendas eran las escuelas cuando ellos asistían. Igual que los ex-esclavos vagando por el desierto y temerosos de entrar en Canaán, se engañan a sí mismos con falsos recuerdos de puerros y cebollas de Egipto.

Prefieren soñar acerca de un mítico programa político para "limpiar Egipto" antes que conquistar Canaán.

La Separación de la Escuela y el Estado

Este libro es un estudio detallado de la visión bíblica de la educación en contraste con la visión humanista. El autor concluye en que debemos insistir en la separación de la escuela y el estado. Al estado no se le debe confiar el poder de moldear las mentes de los votantes. El retirar al estado de la educación en todos los niveles es la única manera de alcanzar una educación que honre a Dios.

No es función del estado mantener el aparato educativo. Si lo hace, esto es el equivalente de la adoración religiosa respaldada por el estado. Es el re-establecimiento (con financiamiento obligatorio con dinero de los impuestos) de la iglesia, con un nuevo sacerdocio: los maestros.

Iglesias Establecidas

Las escuelas públicas han sido por muchos años la única iglesia establecida (pagada por el estado) en EUA. Esto ha sido reconocido por el historiador liberal de la iglesia Sidney Mead y por el erudito conservador R. J. Rushdoony. En 1963 Mead escribió este brillante análisis del dilema Cristiano acerca de las escuelas públicas - un dilema que debe aún ser resuelto, pero que los Cristianos necesitamos resolver de una vez por todas. Hubo un tiempo en la historia de los EUA cuando las Iglesias fueron establecidas (pagadas por) el estado. Esto terminó en el siglo diecinueve. Pero cuando las iglesias se liberaron del apoyo estatal con el propósito de asegurarse la libertad religiosa, perdieron algo muy importante - dice Mead: el poder sobre las escuelas.

Quizás el poder más tremendo que las iglesias soltaron bajo el argumento de la libertad religiosa fue el control sobre la educación pública que tradicionalmente había sido considerada un aspecto esencial de la obra de una iglesia financiada con dinero estatal si es que iba a desarrollar su función apropiada de diseminar e inculcar el fundamento necesario de las creencias religiosas...

¿Y quién puede negar que estas creencias son religiosas? Ciertamente esto fue cariñosamente reconocido por líderes tempranos como Horace Mann, quien de manera franca apoyaba la enseñanza religiosa "no sectaria" en las escuelas públicas. Pero pronto se descubrió que no podría haber enseñanza religiosa "no sectaria" en EUA, porque la religión se había echado en moldes sectarios y se había endurecido en formas sectarias. Así que el lema de Horace Mann le pareció a muchos Protestantes Evangélicos sospechosamente "Unitario", y en el mejor de los casos lo que pasaba como enseñanza religiosa "no sectaria" les parecía a muchos Unitarios, Católico Romanos y aún a otros como "Evangelicalismo Protestante". Aún la Biblia fue excluida, pues no podía ser leída en pública excepto en traducciones "sectarias" Inglesas.

Aquí están las raíces del dilema que planteó la aceptación de la práctica de separación de la Iglesia y el estado por un lado, y la aceptación general de la educación pública obligatoria auspiciada por el estado por el otro. Aquí está el pedazo de asunto que con mucha frecuencia es pasado por alto...

En otras palabras, las escuelas públicas en EUA asumieron una de las responsabilidades básicas que tradicionalmente había sido siempre asumida por una Iglesia establecida. En este sentido el sistema público escolar de los EUA es una Iglesia establecida (financiada con dinero estatal). Pero la situación en los EUA es tal que ninguna de las muchas sectas religiosas puede admitir sin poner en riesgo su existencia que la religión que se enseña en las escuelas (o que de hecho se enseña en cualquier otra secta) es "verdadera" en el sentido de que puede legítimamente reclamar una expresión de alianza suprema. Esto sirve para acentuar la dicotomía entre la religión de la nación inculcada por el estado por medio de las escuelas públicas, y la religión de las denominaciones enseñada en las iglesias libres (no establecidas o financiadas con dinero de impuestos).

En ese mismo año, 1963, Rushdoony escribió:

El amplio énfasis sobre el moralismo y el patriotismo en las escuelas apoyadas por el estado se hacía en cumplimiento del siguiente propósito en su creación, volverse la iglesia "católica" [universal] del pueblo de los EUA y la identidad moral del cuerpo político de la nación. Este aspecto de la historia educacional tiene abundante evidencia; ha sido rechazada solamente porque mientras los Puritanos de tiempos posteriores ayudaron poderosamente a hacer del apoyo estatal una realidad, las escuelas cayeron rápidamente en las manos de los anti-Puritanos. Como resultado, la escuela continúa aún hoy como la verdadera iglesia establecida de los EUA, dedicada a una fe católica [universal] que ya no es más un moralismo semi-Cristiano sino moralidad social y democracia social.

Los Cristianos que no tolerarían ni por un momento la idea de iglesias obligatorias auspiciadas por el estado son fuertes auspiciadores de la educación obligatoria financiada por el estado. Son intelectualmente esquizofrénicos.

¿Qué empujará a los Cristianos a salir de las escuelas públicas? No las enfermedades venéreas heterosexuales, las cuales son rampantes en las escuelas secundarias. No las drogas; casi el 70% de los estudiantes de secundaria han experimentado con ellas. No la violencia en las aulas de clase, lo cual es universalmente reconocido por los educadores como un problema. Tampoco la discriminación racial (aunque esto saca a algunos padres y no solamente Cristianos). Entonces, ¿qué se requerirá? ¿Un brote masivo de SIDA? Me sospecho que ni aún eso, aunque posiblemente.

En Texas por lo menos solamente una cosa lo haría: diez años consecutivos de puros empates en el fútbol, especialmente si son cero a cero. Entonces los padres Cristianos van a escuchar. Esto - y solamente esto sería visto como un verdadero juicio de Dios.

Si cada familia Bautista en el Sur Norteamericano rehusara poner sus hijos en las escuelas públicas este año, todo el sistema público escolar colapsaría de la noche a la mañana. Este es el poder que implícitamente tienen los Cristianos. Pero son paganos de corazón; además, casi la mitad del tiempo sus equipos de fútbol local ganan. Así que los Cristianos permanecen adheridos al sistema.

Este libro les hará ponerse airados.

Qué Clase de Estructura

Este libro también molestará a los defensores de las escuelas Cristianas. Muestra que la estructura más efectiva de educación Cristiana es aquella que busca dividendos (ganancias), que paga impuestos y que son escuelas de propiedad privada. Este sistema es el que transfiere la mayor cantidad de soberanía a los padres, y también porque hace posible la división del trabajo.